Falthirien Crear foro fororpgnarutoPandora Hearts Rol Paradisu Inferus
Últimos temas
» Lyurand Terris [Normal]
Dom Oct 05, 2014 10:43 pm por Invitado

» Eternal Vampire Knights (Elite)
Vie Ago 15, 2014 9:24 am por Invitado

» Afiliacion-Rosenzweig Akademie[Elite]
Dom Jul 06, 2014 11:42 pm por Invitado

» Me presento~
Dom Jun 22, 2014 7:27 am por Cordelia Wordsworth

» Reglas {Obligatorio, leer y firmar}
Dom Jun 22, 2014 6:50 am por Cordelia Wordsworth

» Eliminación de la afiliación élite a Warrior Cats Spain
Vie Jun 20, 2014 1:41 pm por Invitado

» Sakura Feudal [Normal]
Mar Jun 03, 2014 11:04 pm por Invitado

» Luka Megurine ID terminada
Vie Mayo 30, 2014 5:18 pm por Luka Megurine

» Paradisu Inferus [Elite]
Vie Mayo 30, 2014 12:26 am por Len Kagamine

1
Perfil - MP Perfil - MP Perfil MP

Historia del foro

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Historia del foro

Mensaje por Narrador el Miér Mayo 07, 2014 2:57 pm


 
The Hidden City

 
 
Ambientación


 
Historia

 

 

“Odio, depresión, abandono, traición...  Todos ustedes tienen vida, tienen esperanza, él las perdió completamente en su adolescencia…”

Ya. Acabo, no iba a aguantar mucho tiempo más, no no no. Un insulto más fue lo que necesitó para tomar la decisión.

- Maricón – Esa simple palabra, de no más de nueve letras. Todo se acabó, es hora de ponerle fin a esta triste historia. – Deberías dejar de ser tan llorón – Otra frase más, poco a poco iba acabando con su poca cordura, sentía ganas de matarlos, agarrar un cuchillo y acariciar la piel de ellos con el mismo objeto mencionado, pero a la vez temor, algo irreal, pero daba igual.

Al llegar a su casa, lo primero que hizo fue agarrar una soga, bastante larga. Se marchó a un callejón sin salida, su vida terminaría ahí. ¿Qué sentido tenía seguir viviendo si todos te iban a tratar como basura? No tenía ninguno, prefería dejar su vida ahí, total no se perdía de mucho; su madre no le hablaba, su padre no pasaba tiempo en la casa, era hijo único, nadie le prestaba atención, “los amigos” que tenían decidieron apuñalarlo por la espada, de manera literal, arruinando la poca amistad que llevaban. En fin, la vida de él no podía considerarse como vida.

- Espera muchacho, ¿qué estás haciendo? –

La voz de un hombre interrumpió el bello silencio que se había creado. El joven sólo atinó a verlo de reojo, antes de que el hombre de mayor edad se le acercara más y más hasta el punto de que unos centímetros los separaban de distancia.

- Acabaré con mi dolor –

- Estás loco, déjame ayudarte. Te enseñaré lo maravilloso de la vida, mejorando tu cuerpo – El joven no podía creer qué es lo que estaba escuchando, aunque de pronto negó. No, no quería ayuda de nadie, y menos un desconocido. – No tienes opción – Le dijo, antes de que clavara en su pálido cuello una aguja que contenía un poderoso sedante. Cayó al suelo, parecía muerto.

~ En otra parte ~

Abrió los ojos con lentitud, la cabeza le dolía a horrores. No lograba diferenciar en dónde se encontraba, pero podía notar, con poca claridad, un hombre el cual le sonreía de manera malévola.

- Ya has despertado, me alegro. Así podrás ver mi nueva obra –

Antes de que el joven pudiera decir algo. El experimento ya había comenzado. Unos cuantos láseres le apuntaban al cuerpo entero, que manchaban en cuarto de una especie de color verde claro con unos toques de negro gracia a la sombra que proporcionaba el científico.

“¡ERROR! ¡ERROR! ¡ERROR!”

- ¡No!, su rostro y las extremidades no se han desarrollado plenamente, tengo que abortar el experimento -

Todo se había acabado.  La máquina comenzó a pronunciar una y otra vez esa palabra. El científico no hacía más que maldecir a todos. Canceló la operación, pero ya era demasiado tarde. Luego, un gran estruendo es lo que se escuchó.

~ Más tarde ~

Despertó, con la vista más nublada que antes, no lograba ver con claridad. Miedo, sentía que no podía respirar, no sentía su propio rostro. Miró para uno de los costados, notando al científico entre muros.

- ¡Ayuda! –

Es lo único que gritaba ese hombre. Quiso ayudarlo, lástima que no pudo. Unos largos tentáculos salieron de su espalda, y comenzaron a apuñalar al hombre que pedía ayuda. Murió, después de varios minutos de ser golpeado, su cuerpo no resistió más los golpes.

Hugh corrió hacia el baño, para poder limpiarse la sangre que estaba en su rostro, para llevarse una “grata” sorpresa: ya no poseía un rostro humano. Su cuerpo era mucho más alto y delgado que antes, en lo que se puede considerar como “cara” no poseía ningún rasgo humano conocido. Adiós ojos, nariz y boca, aunque eso no quitaba la posibilidad de poder ver y respirar, pero no podía hablar, o aún no encontraba la forma de poder comunicarse.
Antes de que llegara la policía, escapó, es lo único que le quedaba. Escapar, ¿a dónde? Ya verán…

Hugh, antes de escaparse del laboratorio, había agarro unos cuantos papeles, entre ellos uno que llevaban una especie de isla. Era ese su nuevo hogar, ¿pero cómo haría para llegar allí sin ser visto?. Durante unos cuentos años, vivió en un bosque atemorizando a toda clase de persona, matándolas al instante, para que no vieran nada. Uno de esos días logró dominar un poder que se formó gracias a la mutación de su cuerpo: Teletransportación. Luego de poder dominarla lo suficiente como para decidir a dónde ir, decidió abandonar ese bosque e irse a la isla. ¿Dónde queda? Imaginen un mapa político de todo el mundo, un planisferio en pocas palabras, ahora visualicen los continente de Africa y Asia, ¿ya? Bien. En ese espacio, grande que queda, el cual es ocupado por el océano índico, hay una isla, la cual no es tomada por los mapas. Bueno, esa isla ahora es de Hugh, su isla, en  la cual viven muchos de los experimentos del fallecido científico.


En esa isla se formó un grupo de razas mixtas muy especial, uno que tiene lo suficiente como para derrotar a Slenderman. Son llamados, Vocaloid. Todos tienen una gema con un color característico del mismo, una vez juntas van a poder derrotar a Slenderman, para que no los gobierne más y no tengan que darle ningún otro sacrificio, y para poder regresar la isla a lo que antes solía ser, sin amos ni esclavos. El grupo fue iniciado por Miku y Rin, dos chicas que coincidieron con sus gemas y maneras de pensar, aunque aún faltan muchos Vocaloids por reclutar. ¿Ahora… de dónde vienen las criaturas místicas? Bueno, pueden haber dos razones, una de ellas es que sean de la isla, personas con el mal destino de confiar en el científico, o que sean hijos de personas que tuvieron un pasado doloroso. O simplemente haber ido a la isla por pura casualidad y terminar como mutantes, por razones varias y desconocidas.

¿Te atreves a vivir con nosotros, Invitado?
 

 

 
By ®MioneWonWon

 
avatar
Narrador
Admin

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 05/05/2014

Ver perfil de usuario http://thehiddencity.forosgratis.mx

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.